Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación en nuestra web y así poder ofrecerte una mejor experiencia y servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €

Como elegir tus mosquetones para escalada y actividades de montaña

Los mosquetones son un elemento vital en la cadena de seguridad en montaña.

Escalada en roca, deportiva, hielo, alpinismo, ferratas...siempre necesitaremos un mosquetón
Escalada en roca, deportiva, hielo, alpinismo, ferratas...siempre necesitaremos un mosquetón

ACTUALIZADO 2019

Los mosquetones fueron inventados por el cuerpo de bomberos de la ciudad de Munich en el siglo XIX.

Desde entonces han sido fundamentales y básicos para la práctica del montañismo. ¿Alguien podría imaginar que sería de la escalada si no existiesen los mosquetones?

Son unos de los elementos más conflictivos de la cadena de seguridad, por la exigencia de ligereza y resistencia en un diseño que, por naturaleza, tiene flancos débiles, como el gatillo.

Antes de explicar los diferentes tipos y su uso, vamos a hacer un poco de historia. Sobre todo porque nos ayudará a entender que la cadena de seguridad funciona en conjunto.

Gran evolución de los mosquetones y el material de montaña en el tiempo. Foto: JCIglesias/Barrabes
Gran evolución de los mosquetones y el material de montaña en el tiempo. Foto: JCIglesias/Barrabes

Un poco de historia sobre los mosquetones y su resistencia

Los primeros mosquetones homologados datan de los años 60 del pasado siglo. Ante la ausencia de normativa, y tras las pruebas de laboratorio necesarias, la UIAA decidió que, como mínimo, la resistencia de un mosquetón en su eje longitudinal (de fuerza) debería ser de 22kn, y su resistencia en el eje transversal debería ser de 11kn.

Para cumplir esta norma, los fabricantes tuvieron que diseñar mosquetones pesados y de notable tamaño. Así que la mayoría de escaladores y montañeros siguieron utilizando mosquetones sin homologación.

Tras varios años sin constancia de accidente por rotura de mosquetón, ni homologado ni sin homologar, la UIAA decidió modificar la normativa rebajando a 9kn la resistencia transversal mínima exigida.

Esta rebaja de prestaciones, que conllevó una rebaja de peso y tamaño, junto al advenimiento del ligero y resistente aluminio 7075, relanzó el uso de los mosquetones homologados. Empezaron a emplearse de forma masiva.

Muchos estudios después, que demostraron que el uso de cintas expreses, el dinamismo de la cuerda y del asegurador, y otros factores, limitaba la fuerza de choque de un mosquetón, la UIAA volvió a reducir el límite de resistencia mínima. Como veremos después, la de los de tipo B, los más empleados, es de 20kn (Kilonewton) en resistencia longitudinal y 7kn en resistencia transversal.

En realidad, estas “rebajas” pueden considerarse un consenso entre norma, usuarios y fabricantes: fabricar un mosquetón con resistencia total garantizada en cualquier situación nos llevaría otra vez a una sobredimensión y un sobrepeso que los harían inoperativos, mientras que la resistencia actual es la adecuada para el uso sobre el terreno.


¿Por qué es interesante conocer esto?

Si bien es tremendamente difícil -si elegimos el adecuado- tener un accidente por rotura de mosquetón, y su resistencia es holgadamente suficiente para cualquier uso, no hay que olvidar que la norma original fue limitada en cuanto a resistencia por factores externos, referentes casi todos con el dinamismo de la cadena de aseguramiento. Así que debemos poner cuidado en no forzarla:

  • Jamás nos expondremos a una caída de factor 2 (el máximo posible en escalada).
  • Intentaremos siempre que la posible caída esté protegida por un factor menor a 1.
  • Intentaremos que el aseguramiento sea lo más dinámico posible.

Si no sabéis qué es esto de los factores de caída (algo fundamental), os recomendamos que echéis un ojo al apéndice de nuestro artículo Cómo elegir tu cuerda de escalada y actividades en montaña. Allí explicamos éste y otros arcanos de necesario conocimiento para nuestra seguridad.

Sistemas de gatillo

Básicamente son tres:

  • Alambre
  • Recto
  • Curvo

Los tradicionales eran los rectos, hasta que a principio de este siglo llegaron los primeros mosquetones de alambre para montañismo.

¿Cuáles son sus ventajas?

  • Misma resistencia que los sistemas clásicos
  • Se puede eliminar hasta un 20 por ciento del peso. Esto puede emplearse para aligerarlo, o para, a mismo peso, aumentar la resistencia del mosquetón.
  • Menor posibilidad de bloqueo por hielo o suciedad
  • Mayor durabilidad del sistema de gatillo, por eliminación del muelle interno. Más simple.
  • Minimización del efecto whiplash y las aperturas accidentales por golpe contra roca.

Mosquetón Camp Dyon Red, con cierre de alambre
Mosquetón Camp Dyon Red, con cierre de alambre

¿Qué es el peligroso efecto whiplash, y por qué se elimina con los mosquetones de cierre de alambre?

El whiplash (latigazo, en inglés) ocurre cuando el mosquetón sufre un estiramiento violento de la cuerda durante una frenada, y la vibración y tensión generada abre el mosquetón. No es algo que ocurra a diario, pero puede ser más común de lo que pensamos.

Al tener menor masa, los mosquetones de gatillo de alambre minimizan casi totalmente el whiplash.

También se minimizan las aperturas accidentales por golpe contra la roca.

Pero entonces, ¿por qué se siguen fabricando el resto de sistemas?

En parte es una cuestión psicológica (un gatillo macizo transmite más sensación de seguridad), pero también es cierto que el gatillo de los mosquetones de alambre, ante una fuerza transversal menor a la de resistencia (entre 3kn y 4kn) tiende a deformarse y doblarse.

No hay riesgo de ruptura, y no es fácil que concurra esa fuerza transversal en condiciones habituales, pero si pasa, es conveniente cambiar el mosquetón. Debido a esto podemos hablar de una menor durabilidad, sobre todo en escalada deportiva, en donde los pegues son constantes.

DMM Alpha Sport Straight, mosquetón con gatillo recto

En cuanto a los gatillos curvos facilitan el chapado, pero si es muy pronunciada, puede ser más fácil su apertura accidental.

DMM Alpha Sport Bent, con gatillo curvo

Los mosquetones modernos no tienen un problema existente resultado de un diseño relacionado con el gatillo, al eliminar lo que comúnmente se llamaba la “nariz” del mosquetón.

Esta se enganchaba con facilidad con el resto del material al colocar y extraer el mosquetón.

Keylock, Wirelock...cada marca tiene su nombre y su sistema propio de eliminación de “nariz”.

Sistema Keylock de Petzl a la izquierda, sistema tradicional con nariz a la derecha
Sistema Keylock de Petzl a la izquierda, sistema tradicional con nariz a la derecha

Sistemas de cierres de seguridad

Sería perfecto que todos los mosquetones llevaran sistema de cierre de seguridad. Se evitarían por completo las aperturas involuntarias por golpe contra la roca, whiplash, con el riesgo que suponen.

Ocurre que, sobre todo cuando empleamos cintas exprés, el chapado sería muy complejo si los mosquetones llevaran este sistema, así que no lo llevan.

En el resto de casos, siempre debemos emplear sistemas con cierre de seguridad.

A grandes rasgos, hay dos sistemas:

  • De rosca
  • Automáticos

Pero es cierto que sistemas automáticos que sustituyen al enroscado hay unos cuantos, prácticamente cada marca tiene el suyo, o incluso varios.

Petzl Am D Triact-Lock, con sistema automático de cierre de 3 movimientos, para mayor seguridad

Algunos se abren con un movimiento, otros exigen dos o más (por ejemplo, girar y tirar hacia abajo), para aumentar la seguridad y evitar que la cuerda abra el sistema accidentalmente al girar el seguro por roce. Los primeros son más cómodos, obviamente.

La gran ventaja de los mosquetones automáticos es que se cierran solos. No podemos cometer el error de dejarlos abiertos, como ocurre en los de rosca si nos despistamos.

Los de rosca no tienden a atascarse por frío, hielo, suciedad, algo que puede suceder muy ocasionalmente con los automáticos que, por contra, y una vez habituados, son más cómodos...siempre que se usen en la mano: un mosquetón de seguridad con cierre automático, colgado del revés en una reunión, será más difícil de abrir que uno de rosca.

Wild Country Eos, mosquetón con seguro de rosca

No es aconsejable emplear mosquetones con seguro en espeleología y barranquismo. Además de que podemos tener que soltarnos urgentemente de la cuerda en un sifón, etc, con el agua nuestras manos heladas realizarán muy mal las maniobras de apertura.

En los últimos años algunas marcas están apostando por sistemas “diferentes” de seguridad, como el twin gate de Grivel. Se trata de un doble gatillo: se levanta un poco el primero, y al chapar ceden los dos a la vez.

Una vez pillado el truco, es un sistema muy eficaz, que puede usarse incluso con cintas exprés, aunque sea para chapajes comprometidos con bastante roce y posibilidad de apertura, o pasos con alta posibilidad de caída.

Mosquetón Grivel K6G Mega Twin Gate, con sistema de seguridad de doble gatillo contrapuesto

Normativa de tipos de mosquetones según su uso

Lo referente a las características, tipología y resistencia de los mosquetones está recogido en la norma EN-12275:2013 y UIAA-121, “Equipo de alpinismo y escalada. Mosquetones. Requisitos de seguridad y métodos de ensayo.”

Indica los 7 tipos de mosquetones existentes según el uso requerido, junto a la resistencia longitudinal (de trabajo) y transversal que tiene que cumplir cada uno de ellos.

¿Cómo garantizan los fabricantes la resistencia de un mosquetón?

Las marcas punteras y de confianza emplean el sistema Seis Sigma (metodología de mejora de procesos, centrada en la reducción de la variabilidad de los mismos). Los pioneros fueron los galeses de DMM, que siguen siendo referentes en cuanto calidad y emplean el nivel 3 Sigma dentro de la metodología.

¿Qué significa esto?

Muy resumido: puesto que en todo proceso industrial cada muestra tiene levísimas variaciones sobre el resto, si un control de calidad, de cada lote de fabricación, escoge 100 muestras al azar, y la media de resistencia de esos 100 mosquetones es de 20kn (que es la que marca la norma para un tipo B), lo que en realidad nos está diciendo el control es que en ese lote puede haber algunos por encima y otros por debajo de esa resistencia que estén mediando entre ellos, y que por lo tanto en el lote también pueda haber mosquetones que no cumplan la norma.

Si todos los mosquetones que se fabrican se testearan, sería sencillo eliminar los que estuvieran por debajo de esa resistencia, pero puesto que el control de calidad se realiza por muestreo estadístico, hace falta un sistema que garantice que todos los mosquetones del lote cumplan con la resistencia obligada.

Y esto se hace variando el proceso de fabricación aplicando esta metodología. Lo que se consigue es que la peor de las muestras esté por encima del mínimo requerido, de forma que todas las unidades fabricadas cumplan la norma de resistencia.

Por supuesto, esta elevación de la "horquilla", que hace que la peor muestra esté en norma, hace que la mayoría de mosquetones (los que en un sistema de media normal cumplirían la norma) ahora tengan una resistencia superior: la indicada en el mosquetón es la correspondiente a la peor de las muestras, estándo las demás por encima.

1. De tipo B (Básico):

Es lo que podríamos considerar un mosquetón “universal”. Pueden llevar seguro o no llevarlo.

Muy polivalente, muy resistente, con forma de D que facilita que la cuerda tienda a trabajar en el eje longitudinal de trabajo y no se cruce (la resistencia transversal de un mosquetón es mucho menor). Su forma de D simétrica ha evolucionado con el tiempo a una asimetría en la que la parte inferior es notablemente más estrecha que la superior.

Metolius Mini, mosquetón con forma de D asimétrica
Metolius Mini, mosquetón con forma de D asimétrica

Hoy en día todos tienen más cerrada la parte interior de la D, y muchos bastante angulada la parte superior. Así se evitan movimientos que puedan desplazar la fuerza del eje longitudinal al transversal del mosquetón. Para evitar la disminución de apertura de gatillo que se produce al increcentar los ángulos, los modelos más radicales en este aspecto añaden una pequeña curva en el lado recto de la D, aumentando el espacio.

DMM Alpha Trad, mosquetón tipo B, con forma de D asimétrica

Debido a su resistencia, y a que tiende a trabajar sobre el eje principal, es el recomendado y comúnmente empleado en escalada y alpinismo: cintas expreses, triangulaciones y anclajes en reuniones, etc.

En el caso de los empleados para expreses, no se recomienda que sean de menos de 10mm de diámetro, para evitar desgaste prematuro por roce.

Cintas Exprés Camp Orbit, con dos mosquetones tipo B

Sobre los sistemas de cierre:

  • Los empleados durante la actividad (expreses) normalmente no llevarán seguro.
  • Los empleados en reuniones, triangulaciones, anclajes, etc, normalmente llevarán seguro de cierre.

Grivel K1N Alpha, en su versión con seguro
Grivel K1N Alpha, en versión con seguro

Con respecto a la resistencia la norma indica que:

  • Su resistencia en el eje longitudinal, con el gatillo cerrado, no puede ser inferior a 20kn
  • Su resistencia en el eje transversal, con el gatillo cerrado, no puede ser inferior a 7kn
  • Su resistencia en el eje longitudinal, con el gatillo abierto, no puede ser inferior a 7kn

2. De tipo H (HMS, HalbMastwurfSicherung).

Estos mosquetones fueron especialmente diseñados para ser usados con un nudo dinámico en maniobras de aseguramiento o descenso (HalbMastwurfSicherung significa Aseguramiento Nudo Dinámico)

Tienen forma de pera invertida, es decir, el lado del gatillo y el lado cerrado forman aproximadamente el mismo ángulo inferior con respecto al eje de fuerza, y su parte superior es más recta, facilitando el correcto funcionamiento del nudo.

Edelrid HMS Strike Screw Silver

Son el mosquetón oficial para asegurar, no sólo con nudo dinámico (al que garantizan plena e igual movilidad a ambos lados del mosquetón), sino con cestas y demás dispositivos semiautomáticos de uso con doble cuerda, ya que por su diseño ambas cuerdas frenan y friccionan por igual. Con el resto de aseguradores es más cómodo, por su forma centrada, emplear también mosquetones HMS.

Pueden usarse como un mosquetón de tipo B, pero no se recomienda hacerlo: por su forma tienden a moverse, y a que la cuerda trabaje cerca del gatillo, o de forma transversal, perdiendo el eje de fuerza y, por lo tanto, disminuyendo su resistencia.

Los requisitos de resistencia longitudinal y transversal con gatillo cerrado son los mismos que para los de tipo B, mientras que en resistencia longitudinal abierta se exige un mínimo de 6kn.

Por su uso, llevan sistema de cierre con seguro.

Siempre hay que llevar al menos uno para asegurar, para un descenso de fortuna, etc.

3. De tipo K (Klettersteig)

Para vías ferratas.

La norma les obliga a:

  • Tener una resistencia longitudinal superior al resto (25kn frente a 20kn de los de tipo B). El mosquetón puede soportar fuertes golpes debido la caída por el cable hasta el seguro, así que debe ser más resistente.
  • Tener sistema de cierre con seguro automático (no de rosca)
  • Tener un ángulo de apertura mayor, para poder enganchar en barras, etc. La norma indica que todos los mosquetones deben una apertura igual o superior a 15mm, excepto los de tipo K, cuya apertura mínima tiene que ser de 21mm. Por esta razón, este tipo de mosquetones están sobredimoensionados con respecto a otros.

Camp Nomad, mosquetón para Via Ferrata: gran apertura, sistema automático de uso sencillo
Camp Nomad, mosquetón para Via Ferrata: gran apertura, sistema automático de uso sencillo

El sistema de seguro tiene que ser, por motivos obvios, automático, y suelen ser de los más sencillos. No tendría sentido que cada cambio de línea de vida hubiera que hacer una maniobra compleja.

Los hay más simples, los hay más complejos, con sistemas direccionales, etc. Pero los tres requisitos normativos son estos.

Jamás debe emplearse un mosquetón de otro tipo para ferratas.

4. De tipo X

Es el diseño de los primeros mosquetones.

Ovalados y simétricos. Hoy en día pueden encontrarse modelos de resistencia similar a los de tipo B, con los que incluso comparten homologación, pero la norma EN-12275 es menos rigurosa con ellos: 18kn en resistencia longitudinal con gatillo cerrado, 7kn en resistencia transversal con el gatillo cerrado, y 5kn en resistencia longitudinal con gatillo abierto. Por eso suelen denominarse de "carga baja".

DMM Ultra O Locksafe, mosquetón ovalado de alta resistencia

¿Por qué, entonces, siguen fabricándose y no han sido sustituidos totalmente por los mosquetones de tipo B?

Porque siguen teniendo su especialización: por su forma son más fáciles de usar con poleas, polipastos, bloqueadores, etc. Al no tener ángulos, se introducen y extraen mucho mejor del agujero de enganche este tipo de aparatos, y se pueden girar totalmente en ellos (con el gatillo invertido), por lo que también se emplean para posicionamiento de material. También se usan mucho en escalada artificial, por motivos similares.

Podríamos resumir diciendo que son para carga estática o semiestática. Por eso, podemos usarlos como conectores, pero los que tengan menor resistencia que la indicada por la norma para los de tipo B no se deben utilizar como su sustituto cuando estos cumplen funciones que pueden recibir grandes impactos (expreses, etc).

5. De tipo T (Termination)

Son los mosquetones direccionales, aquellos que incorporan un sistema que evita su giro, para que siempre trabajen en la dirección correcta.

Los primeros modelos que se fabricaron eran de sistema cerrado. Por ejemplo, si eran para cinta exprés, la cinta venía ya colocada dentro de su ranura y no era posible extraerla ni cambiarla. Pero ahora, tanto los modelos para ser usados con cintas como los modelos para asegurar en el arnés y evitar que gire, suelen ser de sistema con gatillo.

Wild Country Ascent Lite Belay, con sistema direccional abierto

Los mosquetones direccionales para expreses se ven menos porque pueden ser sustituidos por sistemas extraíbles como el String de Petzl, que convierten en direccional cualquier mosquetón tipo B usado con una exprés, y porque muchas expreses de todas las marcas ya vienen de fábrica con algún sistema similar instalado.

String de Petzl, fija el mosquetón a la exprés, convirtiendo el sistema en direccional

La resistencia mínima longitudinal en abierto y cerrado es la misma que en un mosquetón tipo B; sin embargo, al no poder trabajar en transversal, la norma no indica resistencia mínima para esa situación.

6. De tipo Q (QuickLink). Maillones

Mosquetones sin gatillo, con sistema de cierre de rosca (no como seguro, sino como sistema de cierre que soporta la fuerza). Tradicionalmente se fabricaban en acero, aunque ahora también hay modelos de zicral (aluminio, zinc, magnesio).

Peguet Maillon en acero

Su origen industrial puede verse en la cabeza de la rosca, hexagonal, para poder ser apretada con llave.

Son baratos, muy resistentes, y muy duraderos, tanto por el material (el acero es aproximadamente un 10 por ciento más resistente que el aluminio 7075), como por el diseño (al no tener gatillo, una vez cerrados, prácticamente son un aro macizo, sin puntos débiles).

Según la norma EN-12275, su resistencia longitudinal debe ser superior a 25kn, y su resistencia transversal a 10kn (la mayor de todas en la norma).

Pero si son más resistentes, más duraderos, y más baratos, ¿por qué su uso no está más extendido?

Básicamente, porque sus mismas virtudes se convierten en defectos:

  • Su mayor resistencia se traduce en un peso alto. En relación resistencia-peso, el aluminio gana por goleada. Si lleváramos maillones en lugar de mosquetones, triplicaríamos el peso en el arnés.
  • Debido a su diseño pequeño, con rosca difícil de abrir y cerrar, sin gatillo que facilite la apertura, son muy incómodos para uso durante actividad. Chapar, o realizar cualquier otra operación con ellos, es complejo.

¿Para qué se emplean entonces?

  • Su bajo coste, muy inferior al de un mosquetón, y su alta resistencia y durabilidad, los convierten en la mejor opción cuando hay que abandonar material en la montaña: una vía que no podemos finalizar, rápeles sin instalación, etc.
  • Son excelentes como sistema de enganche. (En realidad, nacieron para eso: como sistema de enganche para industria, y para campesinos y granjeros). Por ejemplo, para cadenas y sistemas de fuerza tensionada en varias direcciones.
  • Los maillones con forma de D y triángulo tienen una gran virtud: trabajan triaxialmente, manteniendo la resistencia en todas las direcciones. Por eso se emplean para unir las cintas en un arnés de pecho.
  • Son muy buenos anclajes de larga duración. No sólo por su mayor resistencia y durabilidad, sino porque no es conveniente dejar colocados mosquetones de aluminio en chapas de acero de forma fija: por un lado, el acero, con los movimientos, desgastará el aluminio; por otro el aluminio, con el tiempo, y debido a la corrosión galvánica, corroerá el acero.

Peguet Maillon Delta Zicral
Peguet Maillon Delta Zicral

Por su bajo precio en caso de abandono, resistencia como anclaje, y por su trabajo triaxial en arnés, son muy empleados en trabajos verticales y espeleología. En montaña, no hace falta cargarse de ellos. Pero llevar un par en el arnés por si se necesitan es muy recomendable.

Mosquetones de acero

De igual forma que los maillones, los mosquetones de acero son más duraderos y resistentes que los de aluminio...pero con un peso muy superior.

Así que, como elemento individual de seguridad, apenas se emplean. Pero los encontraremos abundantemente en instalaciones fijas de uso común: se ven constantemente en las reuniones de cadena de las vías de deportiva, en descuelgues, etc. Pueden estar ahí un largo tiempo antes de que deban cambiarse por su desgaste, y además, se evita la posible corrosión galvánica que se produciría en caso de dejar largo tiempo en contacto una chapa de acero y un mosquetón de aluminio.

Mosquetón de acero en cadena de descuelgue de vía deportiva
Mosquetón de acero en cadena de descuelgue de vía deportiva

En los últimos tiempos Edelrid ha diseñado unos modelos muy inteligentes, los Bulletproof: son mosquetones de aluminio, con la la zona de roce de acero. Pesan prácticamente lo mismo, pero desgastan mucho menos en las zonas expuestas.

Edelrid Bulletproof. Puede verse la zona de roce de acero
Edelrid Bulletproof. Puede verse la zona de roce de acero

7. De tipo A

Que sepamos, solo se ha fabricado un mosquetón con este sistema: el modelo Frog, de Kong.

Es un sistema diseñado por el Politécnico de Milán a finales del siglo pasado, y comercializado desde entonces por esta marca.

Funciona automáticamente: para chapar, acercamos el mosquetón, y se cierra al contacto de forma automática. Excelente para chapajes complicados, en situaciones de apuro, chapa lejana, etc.

El problema que tienen es que, si nos agarramos en caso de apuro al mosquetón para realizar un A0, podemos sin querer activar el sistema de desenganche.

Frog de Kong. Mosquetón sistema tipo A
Frog de Kong. Mosquetón sistema tipo A

Pinchando aquí podéis acceder a toda la gama de mosquetones de Barrabes

Pinchando aquí podéis acceder a toda la gama de cintas exprés de Barrabes

Pinchando aquí podéis acceder a toda la gama de material Via Ferrata de Barrabes

Tienda web: www.barrabes.com
Tiendas Barrabes: Barcelona, Benasque, Jaca, Madrid O'Donnell, Madrid Ribera de Curtidores, Zaragoza.

Artículos más recientes

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
2 comentarios

2. Alondra - 18 Ago 2019, 17:42
Buen artículo. Felicidades. En alusión al comentario de thor.guia.... en espeleo, los mosquetones de las bagas de anclaje son mosquetones ordinarios con sistema anti enganche (keylock)... A igual que el mosquetón de freno, o el que se usa para rematar la “fuga” de un dinámico... que si se hará lógicamente sobre un HMS con seguro... vamos, que conviven una gran variedad de tipos de mosquetones.... por lo menos en la espeleo que yo conozco y práctico! Un saludo y felicidades de nuevo por el artículo.??

Informar de comentario ofensivo
1. thor.guia@gmail.com - 16 Ago 2019, 20:48
Me ha gustado el artículo...solo una puntualización....de donde se sacan la idea de que en barranquismo y espeleología no se deben usar mosquetones con seguro? Daré como ejemplo que la.escuela francesa de guías de barrancos, no permite el.empleo de.oteos.mosquetones que no sean "tri lock".....automáticos con apertura en tres pasos.....es en escalada donde se.emplean ese tipo de mosquetones sin seguro....

Informar de comentario ofensivo

¿Necesitas ayuda?


O llama al 974 215 497
(Horario: L a V de 9h a 19h)

icon Descárgate nuestra App

  • icon
  • icon
  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Instagram
  • Pagos online segurosPagos online seguros
  • Visa
  • Mastercard
  • Paypal
Partner www.mammothbikes.com
El especialista en ciclismo